jueves, 16 de febrero de 2017

ONE



 

“Writing is a lonely job. Even if a writer socializes regularly, when he gets down to the real business of his life, it is he and his type writer or word processor. No one else is or can be involved in the matter.”

Isaac Asimov
 


sábado, 4 de febrero de 2017

MÚLTIPLE (M. Night Shyamalan)

(advertencia: contiene spoilers)

El cine de M. Night Shyamalan tiene estilo y personalidad, y aunque es ciertamente posible que sus películas no conecten con todos los espectadores, que incluso los enfurezcan, es innegable su talento visual a la hora de crear historias originales que, cuando funcionan, llegan a lo más alto. Ahora acaba de estrenar “Multiple” (“Split”, 2017), un largometraje que prolonga esa publicitada resurrección iniciada en su anterior obra, “La visita” (“The visit”, 2015), a la que no es ajena su nueva relación con Blumhouse y el productor Jason Blum, especialista en presupuestos reducidos y grandes taquillazos (la lista es impresionante, especialmente dentro del cine de género: “Paranormal Activity”, “The Purge”, “Insidious” etc.).


En “Múltiple” nos reencontramos con esa manera tan reconocible de contar historias en la filmografía del director: una idea ingeniosa (¿Y si… la gente dañada fuera en realidad la más poderosa?), una serie de pistas hábilmente distribuidas por el metraje que conducen a una verdad (el poder de la mente es capaz de alterar el cuerpo humano) y un tercer acto donde todo se resuelve acorde a lo sugerido con anterioridad (por un lado, la transformación de Kevin en “La Bestia”, su personalidad número 24, por otro, la supervivencia de la chica protagonista; ambos dañados y ambos, como vemos, cada uno a su manera, poderosos y supervivientes).


Además, no podemos ni mucho menos olvidar el extraordinario epílogo que se oculta tras el título final de la película: en una breve escena ubicada en un bar donde escuchamos las noticias en televisión, los clientes comentan el curioso nombre que se le ha dado al criminal fugado, “La Horda”, derivado de su trastorno de personalidad múltiple. Entonces, una mujer recuerda que hace años hubo otro loco asesino al que también se apodó de forma original. “Mr. Glass”, dice al final de la barra el hombre que hay a su lado, oculto hasta ese momento. Es David Dunn, interpretado, claro, por Bruce Willis. Y entonces comprendemos que, en realidad, hemos asistido a una película que funciona como preparación y suculento anticipo para la esperada secuela de la magnífica “El protegido” (“Unbreakable”, 2000), en toda una pirueta narrativa que no hace sino entusiasmarnos ante esa futura película donde se producirá el esperado choque de trenes entre el superhéroe (Bruce Willis) y el supervillano (James McAvoy), donde, además, es de esperar que Mr. Glass (Samuel L. Jackson), aunque encarcelado, tenga una presencia reseñable.


Lo malo de todo esto es que, precisamente, lo mejor de “Split” no está en “Split”, sino en lo que sugiere y anuncia, de una manera mucho más brillante e inteligente, por ejemplo, que cualquier escena post-créditos de la Marvel.

Hay varias elementos propios del estilo de Shyamalan en su nuevo thriller; por ejemplo, el repetido uso de flashbacks en la narrativa, aquí forzosamente explicativos y que, de inmediato, ponen al espectador en guardia: ¿por qué en una situación de tensión, como es un secuestro, empezamos a ver imágenes de cuando la protagonista era una niña? ¡Ah, claro, porque esto va a tener una importancia fundamental en la historia!, pensamos de inmediato. Y ahí es, precisamente, donde queda al descubierto el artificio. En “Señales” el uso de los flashbacks era mucho más justificado y orgánico: hacía referencia a otra tragedia personal, en este caso del personaje que interpretaba con solvencia Mel Gibson, y que había provocado un gran cambio en su vida: la pérdida de la fe. Después se revelaba más información, fundamental en la película, y funcionaba armoniosamente para la resolución del conflicto interno (pérdida de fe) y conflicto externo (amenaza de extraterrestres); parece que en “Múltiple” Shyamalan se aproxime a esa misma estructura, pero todo suena más forzado, y eso, inevitablemente, nos arroja fuera del campo de la verosimilitud… ¿o es que quizá nos hemos acostumbrado a su forma de contar y hemos aprendido a detectar sus trucos?


En cualquier caso, he de confesar que la película funciona mejor en un segundo visionado: es posible que, consciente de la decepción de la primera vez, uno hile y justifique mejor sus debilidades, encontrando de esa manera una razón a escenas que antes creía repetitivas e innecesarias. Y, sobre todo, se puede disfrutar de su maestría en la dirección: a fin de cuentas, estamos ante un medio visual, y no es lo mismo que un fragmento del guión (más o menos satisfactorio) se resuelva con una torpe y mediocre planificación a que se componga con lenguaje plenamente cinematográfico, y por todo ello no descarto que, en un tercer visionado, “Múltiple” se vaya acercando a la extraordinaria trilogía que forman “El sexto sentido” (1999), “El protegido” y la que es, tal vez, su gran obra hasta el momento, “Señales” (“Signs", 2002).




viernes, 27 de enero de 2017

Cine y escritura en el ABC de Sevilla


El mundo del cine y la escritura se dan cita en el artículo "Una de... ESCRITORES", que aparece hoy en ABC de Sevilla (27/1/2017) y viene firmado por Miguel Olid. 


Es todo un placer que, a pesar del tiempo transcurrido, se recuerden "De vuelta a casa" (cortometraje) y "Madera podrida con un clavo oxidado" (novela), dos obras de las que estoy especialmente orgulloso, y además se haga en compañía de, entre otros, gente como Juan de Dios Garduño (que irrumpe en el mundo del cortometraje con "Fe") o Julio Fraga (director de "La grieta, entre animales salvajes", este fin de semana en el Teatro Central).


jueves, 26 de enero de 2017

SUPERSONIC en la revista literaria ALDABA


En una nueva colaboración cinematográfica con los compañeros de la revista literaria Aldaba, que recientemente cumplió diez años de sólida trayectoria, escribimos en el número 32 (invierno 2017) sobre el magnífico documental SUPERSONIC (Mat Whitecross, 2016), que muestra el origen de la mítica banda británica OASIS hasta llegar pocos años después a su momento de máxima popularidad. Aquí les dejo una muestra.



lunes, 23 de enero de 2017

Nueva entrevista


Se me había pasado por alto esta entrevista que me hicieron con motivo de la pasada Feria del Libro de Bormujos (Sevilla), que tuvo lugar el pasado mes de noviembre, donde estuvimos presentado mi libro "De humanos y otros monstruos". Aquí la recupero, junto este link donde tienen acceso a más información sobre otros compañeros que también dieron a conocer allí sus obras:

viernes, 13 de enero de 2017

LAS MEJORES PELÍCULAS DE 2016

Sorprendentemente, tres westerns y un documental encabezan lo mejor de 2016 visto en cines. No en móviles, iPads, ordenadores o pantallas planas. En SALAS DE CINE. Aquí tienen mis 10:


-BONE TOMAHAWK. Qué quieren que les diga: vista en pantalla grande, en una sala repleta de público, este western no tiene rival. Genera reacciones contrapuestas, de admiración y repulsa, pero estamos ante cine de quilates con momentos deliciosos y un soberbio reparto encabezado por Kurt Russell y un magnífico Richard Jenkins. Violenta, áspera, con un inesperado humor negro y un extraordinario final. Para aplaudir.


-LOS ODIOSOS OCHO. Tarantino vuelve a ofrecernos una prodigiosa muestra de cine que aglutina diferentes géneros para ofrecernos algo nuevo: su propio y particular género tarantiniano. Es western, sí. Es policíaco, sí. Es un remake encubierto de “La cosa” de John Carpenter. En cierto modo, sí. Fotografía deliciosa y magnífico score de Ennio Morricone, con un repartazo donde de nuevo, y en otro western en el mismo año, aparece Kurt Russell, en este caso junto a Samuel L. Jackson y Jennifer Jason Leigh, entre otros.


-COMANCHERÍA. Una de las sorpresas del año, con guión de Taylor Sheridan, autor de la también brillante “Sicario”. Mitad western, mitad cine negro, cuenta con el dios Jeff Bridges y los magníficos Ben Foster y Chris Pine. Una delicia noir para paladares exigentes.


-SUPERSONIC. Parte de la grandeza de un documental es recuperar el momento, hacer al espectador partícipe de lo que describe. Esto lo ejecuta con precisión emotiva SUPERSONIC, el documental de Mat Whitecross sobre el fulgurante acceso a la cima de la música del legendario grupo Oasis, centrado en la relación amor odio de los hermanos Gallagher.


-SPOTLIGHT. Cine premiable y merecidamente premiado. Un magnífico cast y una dirección sólida al servicio de una historia que nos mantiene atrapados desde el principio hasta el final. Ejemplar.


-EL REGALO. Extraordinario thriller: inquietante, realista y contundente, con una temática de actualidad y que hace reflexionar una vez finaliza la proyección. Joel Edgerton lo hace todo bien: guión, dirección e interpretación.


-DOS BUENOS TIPOS. Cine negro, humor y acción en una película que parece haber sido rodada en los 80. O, al menos, con ese tono desenfadado, violento, con humor y una inspirada e improbable pareja protagonista formada por Ryan Gosling y Russell Crowe. Y todo gracias a alguien nacido cinematográficamente en los 80, claro: Shane Black, uno de los guionistas mejor pagados de Hollywood.


-CAFÉ SOCIETY. Es el Woody Allen de 2016. Y, como suele suceder, magnífico, aunque esta historia hermosa y desoladora no haya suscitado el entusiasmo de otras películas. El último plano, una absoluta lección de cine.


-CALLE CLOVERFIELD 10. Menos es más. Concebida como una (secreta) secuela de “Cloverfield” (aquí llamada “Monstruoso”), es un brillante ejercicio de narrar el (post) Apocalipsis entre cuatro paredes. John Goodman, estupendo.



-ROGUE ONE. Aunque no se anuncie así, estamos ante la mejor precuela del universo Star Wars, con un tramo final espectacular. Brillantes secundarios como Mads Mikkelsen o Ben Mendelsohn acompañan a otros recreados a través del CGI. Star Wars se expande. En calidad, también.

martes, 3 de enero de 2017

Resumen 2016


Cuando al finalizar el año uno mira hacia atrás para echar un vistazo a lo que ha realizado en los doce meses previos, suele ver la punta del iceberg, como culminación a un año de trabajo que, en general, queda bajo el agua, invisible para el resto del mundo pero muy presente para el que ha estado ocupado en la construcción de ese laborioso bloque de hielo. Aquí va una breve muestra de actividades creativas y culturales en las que he tenido el placer de participar en el año que finaliza.


Tengo que escribir, claro, sobre "DE HUMANOS Y OTROS MONSTRUOS" (El Sendero, 2016), el libro publicado la pasada primavera con una ayuda de la Fundación SGAE y que contiene tres obras mías premiadas y estrenadas: "La última cena" (radioteatro), "Cuestión de fe" (teatro) y "Monstruos, una cena terrorífica" (teatro infantil). Como muchas veces señalo, la publicación es sólo el principio, ya que después viene el laborioso proceso de presentar el volumen y hacerlo visible para que sea accesible a los lectores. 


Eso nos llevó por diferentes espacios: el Lar Gallego de Sevilla, en un acto presentado por María Navarro Limón, presidenta de Radiópolis y directora y presentadora del programa cultural “El Limón Revoltoso”; Librería Proteo (Málaga), donde el escritor José Carlos Carmona, autor de “Sabor a chocolate” (Alfaguara) y “Martino y Martina” (Planeta), ejerció de maestro de ceremonias en un tormentoso día que hizo que la propia Feria del Libro de Málaga se viera obligada a cerrar por la lluvia torrencial; Librería Babel (Granada), en la que el encargado de poner orden entre humanos y monstruos fue el escritor, cinéfilo y runner Jesús Lens; Feria del Libro de Sevilla, donde firmamos ejemplares en el stand de la Librería Anabel; Feria del Libro de Bormujos (Sevilla), en la que estuve muy bien acompañado por Elena Marqués, escritora premiada y flamante finalista del prestigioso Premio Fernando Lara de Novela, que tuvo a bien introducir mi libro para el público asistente; e inolvidable fue el acto en el maravilloso marco del Centro de Documentación de las Artes Escénicas de Andalucía (CDAEA), con la presencia de Sario Téllez, actriz y directora, y Juan Vinuesa, periodista y actor nominado a un Premio Max, que se atrevieron a dramatizar una escena de "Cuestión de fe" para disfrute de todos los asistentes.


Si desean hacerse con un ejemplar del libro, reseñado en el número de noviembre de 2016 de la revista LEER (deliciosa portada, por cierto, dedicada al flamante Premio Nobel de Literatura Bob Dylan), pueden hacerlo a través de la web de la editorial (www.editorialelsendero.es), y también en librerías. Aquí tienen algunas de ellas:



Y era cuestión de tiempo que tras varias obras de larga duración me estrenará en el formato corto. De ahí nace "EL MÁS RÁPIDO DE SEVILLA O ESTE", una pieza de teatro breve que, en cierto modo, es también un western urbano contemporáneo, escrito para que Álvaro Delso la dirigiera con su póker de actores dentro de Agón Teatro. 


El resultado es una imaginativa puesta en escena que ofrece veinte minutos de humor, enredo y diversión, como comprobó el público asistente a los pases que se hicieron en la Sala Holiday (Sevilla) dentro del programa Teatro en el Acto.


El año 2016 arrancó con la nominación a Mejor Labor Informativa en los Premios ASECAN 2016 (Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía) por la sección de cine que he presentado y escrito desde 2010 en el programa "La calle de 'enmedio'", dentro de la franja dirigida por el siempre jovial y dinámico Pepe Da-Rosa, que, junto al equipo formado por el programa, ha impulsado en varias ocasiones el espacio hasta lograr la mayor audiencia de Canal Sur Radio (EGM abril 2015 / 208.000 oyentes).


Además de hablar de los estrenos cinematográficos del fin de semana y de las mejores series de televisión de los últimos años (ya saben, el cine del siglo XXI), tuve ocasión de charlar con figuras de nuestro cine: del pasado, presente y futuro. 


También con algunas leyendas. Ahí queda, por ejemplo, una inolvidable conversación con Carlos Saura cuando fue homenajeado en la Muestra de Cine Español Inédito en Jaén. Aquí tienen fragmentos de diferentes entrevistas que se emitieron a lo largo de la temporada 2015-2016, una breve muestra de cómo contamos el cine a través de las ondas con los que lo hacen posible.


Pero si hay algo maravilloso que me hayan permitido en este programa (gracias Pepe Da-Rosa, gracias Antonio Carlos Santana, gracias CSR) es dedicar monográficos a obras maestras del cine: ahí han quedado programas especiales dedicados a "Senderos de gloria" (Stanley Kubrick), "Casablanca" (Michael Curtiz) o "La caza" (Carlos Saura), por citar algunos. Aquí comparto el que dedicamos en Canal Sur Radio a "El hombre que mató a Liberty Valance" del gran John Ford.


Pero la crítica cinematográfica no se restringió a las ondas radiofónicas en 2016, sino que se amplió a otros medios, como las colaboraciones en "SOLO NOVELA NEGRA", la revista del mundo criminal, donde he tenido ocasión de escribir en la sección NOIR en 35mm sobre grandes clásicos del cine negro.


Desde la química imperecedera de Humphrey Bogart y Lauren Bacall, tan intensa ahora como hace setenta años, hasta la majestuosa irrupción de Orson Welles en "El tercer hombre", una de las grandes obras maestras del cine. 


Y del negro, al fantástico, donde en la revista "SCIFIWORLD" he escrito, entre otros temas, sobre los mundos de Han Solo e Indiana Jones, sus parecidos y sus diferencias en dos sagas que han hecho historia (y siguen haciendo: recordemos que el episodio VIII se estrena en diciembre de 2017 e Indiana Jones V en julio de 2019), con dos personajes que se han convertido en legendarios. 


También tuve ocasión de escribir sobre un libro maravilloso, imprescindible para cualquier amante del cine: “El diario de Tiburón”, de Carl Gottlieb, que trata sobre el rodaje de la magistral "Tiburón", una pieza literaria que se publicó coincidiendo con el estreno de la película pero que en España ha pasado bastante desapercibida. También hemos propagado el cine desde el blog "FUNCINEMA237", en forma de noticias, tráilers y reseñas sobre el cine que se estrenó en 2016, igual que en este mismo blog. La revista "ALDABA", que recientemente cumplió diez años de su edición en papel, también ha contado con textos fílmicos sobre películas tan diferentes entre sí como “Whiplash”, “Antes del anochecer” o “El Despertar de la Fuerza”, por citar algunas.


En la pasada primavera se cerró el recorrido del cortometraje “Maternidad” por festivales, exhibiéndose en la Sala Berlanga de Madrid, al ser seleccionado en el programa SGAE en Corto, una carrera que se inició dos años antes con la premiere mundial en el Arizona International Film Festival


Sé que suena a tópico (y típico), pero no puedo evitar dar las gracias de nuevo al equipo que lo hizo posible: al magnífico trío de actrices y, por supuesto, al talentoso cast & crew & friends que colaboraron para que todo llegara a buen puerto. Un lujo poder haber compartido con ellos esta experiencia cinematográfica.


Y, como siempre, tuvimos ocasión de participar en mesas redondas (novela negra, el mundo editorial, etc.), tertulias radiofónicas (junto a José Luis Cienfuegos, director del Festival de Cine Europeo de Sevilla; también con Javier Sánchez Menéndez, editor en La Isla de Siltolá, etc.), tertulias cinéfilas (en la imprescindible cita mensual con Carmen Jiménez en Casa del Libro de Sevilla), presentaciones de libros de otros escritores y ser objeto de entrevistas en diferentes medios, como la del IDEAL de Granada.



Y como decía al principio, hay más. Siempre lo hay. Quizá el germen de una nueva novela, obra de teatro o guión. Tal vez un nuevo proyecto. Quizá uno viejo que resurge. Siempre historias que uno, en su interior, piensa que merecen ser contadas y que, desde el otro lado, alguien disfrutará. Sea como sea, es hora de recapitular (de ahí este post) y de desearles a todos ustedes un feliz 2017. Nos vemos en las librerías, los teatros y las salas de CINE.